Buscar este blog

Cargando...

¿Por qué es importante la vitamina D?

Redactado por Editorial YoSalud.com el jueves, 10 de mayo de 2012 | 3:37 p. m.

La vitamina D es una vitamina soluble en grasa que está presente en algunos alimentos, ya sea de forma natural, o presentado como un aditivo, y también está disponible como un suplemento dietético. Se sintetiza en la piel como resultado de la exposición al sol.
¿Por qué es importante la vitamina D?
¿Por qué es importante la vitamina D?

Con el fin de que se convierta en metabólicamente activa, la vitamina D tiene que someterse a una transformación. Estas transformaciones se conoce como "hidroxilaciones". La primera es la hidroxilación en el hígado y convierte la vitamina D para la 25-hidroxivitamina D. La segunda hidroxilación se produce en el riñón y forma 1,25-dihidroxivitamina D.

La vitamina D ayuda en la absorción de calcio en el intestino. También es necesaria para el crecimiento normal del hueso y la remodelación ósea. La deficiencia de vitamina D hace que los huesos se vuelvan frágiles. En los niños, esta condición se conoce como raquitismo y en los adultos se llama "la osteomalacia."

Cuando se toman suplementos de calcio, la vitamina D protege a los adultos de padecer osteoporosis.

Otras de las funciones de la vitamina D son la regulación del crecimiento celular, mantenimiento de la función inmune, acondicionamiento neuromuscular, y la reducción de la inflamación.

La concentración en sangre del 25 - hidroxivitamina D es el mejor indicador del estado de la vitamina D de un paciente.

Existe un debate sobre el nivel exacto de la vitamina D necesaria para el hueso, así como para la salud en general. Un comité de la dirección del Institute of Medicine señaló que las personas con niveles de vitamina D (25-hidroxivitamina D) menos de 30 nmol / L es considerado como deficiente en vitamina D. Los niveles por encima de 50 nmol / L es suficiente para la mayoría de la gente.

Las fuentes alimenticias de la vitamina D incluye los pescados grasos (salmón, atún y caballa) y los aceites de hígado de pescado. La vitamina D se encuentra en cantidades menores en el hígado de res, queso, yemas de huevo y champiñones. La mayoría de la vitamina D, en forma de alimentos, llega a través de alimentos fortificados como la leche, jugo de naranja, yogur y margarina.

Afortunadamente, la mayoría de las personas satisfacen los requerimientos de la vitamina D a través de la exposición al sol. Sin embargo existen múltiples factores que modulan el efecto de la luz solar. Estos incluyen la temporada, la duración de la exposición al sol, la contaminación o turbidez, el contenido de melanina de la piel, y el uso de filtro solar.

Las personas que tienen exposición limitada al sol deben tener buena ingesta de vitamina D.

Obviamente, la necesidad de la exposición al sol a fin de lograr buenos niveles de vitamina D entra en conflicto con el hecho de que la exposición a la luz ultravioleta es un carcinógeno responsable de los cánceres de piel y de las 8.000 muertes por melanoma metastásico que se producen anualmente en los Estados Unidos (datos de la National Institutes of Health).

Los adultos mayores corren mayor riesgo de desarrollar insuficiencia de vitamina D, ya que no sintetizan la vitamina D de manera eficiente, tienden a pasar más tiempo en casa, y pueden tener una ingesta dietética inadecuada.

Otros grupos de alto riesgo son las personas de piel cone pigmentación oscura, las personas que visten túnicas largas y se cubren la cabeza por motivos religiosos, los pacientes con síndromes de mala absorción de grasa, como la enfermedad inflamatoria intestinal, la enfermedad hepática, o la fibrosis quística, las personas obesas y las personas que han sido sometidas a un by-pass gástrico.

Aproximadamente 40 millones de adultos en los Estados Unidos tienen osteoporosis, una enfermedad que se caracteriza que el aumento de la fragilidad ósea y fracturas. La insuficiencia de la vitamina D contribuye a que la osteoporosis reduzca la absorción de calcio.

La osteoporosis puede desarrollarse como resultado de una mala absorción de calcio y vitamina D. Una adecuada dosis de vitamina D podría ayudar a prevenir la osteoporosis en los adultos mayores, mujeres posmenopáusicas y en personas que toman esteroides por enfermedades crónicas. Algunos estudios han demostrado que la insuficiencia de los niveles de vitamina D pueden aumentar el riesgo de caídas y posteriores fracturas.

Algunos datos indican también que la vitamina D podría afectar el riesgo de cáncer. Sin embargo, los estudios no son concluyentes.

En pocas palabras:
Los niveles de vitamina D (25-hidroxivitamina D) menos de 30 nmol / L sse considera deficiente en vitamina D. Los niveles por encima de 50 nmol / l son suficientes El consumo de vitamina D debe ser de al menos 600 UI y 1.000 UI para la mayoría de las personas de 50 años de edad o más. Puede aumentar en individuos que posean deficiencias en vitamina D. Algunas personas que son muy deficientes es posible que tengan que colocarle una dosis farmacológica de vitamina, es decir, 50, 000 unidades de una o dos veces por semana. Los niveles sanguíneos de vitamina D se puede utilizar para medir la respuesta.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada